Hace una semana Angustias de @educautivando y yo, definimos qué es el juego.

Hoy queríamos contar un poquito sobre distintas clasificaciones que hay basadas en la evolución del juego a lo largo de la vida. En este caso hemos elegido a Piaget y a Mildred Parten.

 

La evolución del juego a lo largo de la vida según Piaget:

A lo largo de la vida podemos distinguir tres tipos de juego:

  1. Juego simple: se puede observar desde el nacimiento hasta los dos años. Durante los primero cuatro meses de vida el juego se basa en el autoconocimiento e interés por el entorno, siendo un juego muy sensorial. Buscan la exploración a través de la boca, agarrar, golpear y observar.  De los 6 a los 10 meses el juego es poco funcional aunque es mayor que en los meses anteriores. De los 10 a los 24 meses comienzan a coger un peine o la cuchara. 
  2. Juego simbólico: de los 2 a los 6-7 años, empiezan a realizar acciones de la vida real, juegan a papás y mamás, hacen que cocinan, llaman por teléfono con un zapato,…
  3. Juego de reglas: a partir de los 6-7 años comienzan a incluir normas, turnos y estrategias de forma grupal o individual.

 

La socióloga Mildred Parten establece 6 tipos de juegos. Podemos ir observando como poco a poco van socializando más.

Os dejo la clasificación:

  1. Juego desocupado.  Realizan movimientos al azar pero sin un objetivo en concreto. (Los bebés, de los 0 a los 12 meses) 
  2. Juego en solitario: el niño juega solo, de forma independiente. (0-2 años)
  3. Juego de espectador. Observa lo que los demás niños y niñas hacen. (18 mese a los 2 años, 2 años y medio)
  4. Juego paralelo. Juegan en un mismo espacio pero no comparten juego. (De los 2 años y medio a los 3 años)
  5.  Juego asociativo. Se juega por separado pero se comunican entre ellos. (De los 3 a los 4 años)
  6. Juego cooperativo. Juegan juntos, comparten e intercambian opiniones y tienen objetivos en común. (De los cuatro años en adelante)

 

Se puede observar la evolución con otras escalas, pero nosotras hemos elegido estas porque nos parecen muy visuales y que se ajustan mucho a los tiempos de los peques. Hay que recordar que cada peque lleva su ritmo y no por eso está mal.