«Te lo dije»

El martes os comentaba como decir «shhhhh» para pedir silencio es totalmente inaceptable para nuestros peques y para los mayores, es una falta de respeto. Podemos emplear palabras, frases, con amor y con respeto que hagan que los peques y mayores nos entiendan mejor y así puedan bajar el tono de voz o estar en silencio unos segundos.

«Te lo dije» va un poco más allá. Es una frase que toca la autoestima, ya que lo que hacemos con esa frase es recordar que una persona o un niño no es capaz de hacerlo. Pongo un ejemplo:

Un papa le dice a su hijo 10 veces que no beba en vaso de cristal, lo vuelve a coger y se le cae al suelo y se rompe. De la boca del padre sale un: «TE LO DIJE», grande y fuerte. 

¿Qué recibe el peque? Entiende que su padre le dice que no puede y que no es capaz. Además el peque ya se sentirá mal, culpable o confuso por haber roto el vaso, es importante que él comprenda porque se siente así.

Y puede que aún sea pequeño pero se puede explicar con frases como:

  • «Creo que es mejor que te ayude para que bebas con ese vaso, ¿qué te parece?»
  • «¿Te sientes preparado para usar ese vaso?»
  • «¿Te parece usar ese vaso en la mesa del comedor?»
  • Le damos alternativas que no hagan que se sienta pequeñito. Buscamos soluciones.

Además con esta frase ocurre lo mismo que con el «sh», muchas veces la decimos y no explicamos nada más. El peque o la peque piensan: «¿Qué me dijo?»… no entienden si no hay una explicación calmada y con respeto.

Por eso os animo a emplear otras frases, a respetar y cuidar la autoestima de nuestros peques.