¡Feliz domingo!

¿Cómo ha ido la semana? Espero que todo vaya muy bien.

Os pido una cosa, mirad esta foto:

¿Qué pensáis?

El otro día me encontré con ella, ya la había visto hace unos años, me paré y no pude dejar de reflexionar.  ¿Cómo puede ser que el sistema educativo siga evaluando a los alumnos y alumnas sin tener en cuenta sus características y cualidades individuales?

Lo bonito, lo bello, lo esencial, es ser nosotros mismos, con nuestras características que nos hacen diferentes. ¿Por qué tenemos que esconder esto en la escuela?

Como pedagoga me gusta admirar a los niños y niñas, ver qué les motiva, qué les gusta, con qué sueñan,… Sin embargo, el Sistema Educativo solo se preocupa porque saque buenas notas y supere los exámenes. Hay mucho más allá, tenemos mucho valor dentro de nosotros que es importante darle valor.

«Todos somos genios. Pero si juzgas a un pez por su habilidad de trepar árboles, vivirá toda su vida pensando que es un inútil»

– Albert Einstein-

Tanto las familias como los docentes tenemos que seguir creciendo y escuchando lo que realmente necesitan nuestros hijos e hijas, sin prejuicios, buscando su felicidad. Por ello, os animo a valorar y amar las diferencias, porque son lo que nos hace más especial.

Espero que disfrutéis de un domingo precioso,

un abrazo, 

María