Los niños y las niñas con Trastorno de Espectro del Autismo son muy visuales, la información que les llega por el sentido de la vista pueden comprenderla e interpretarla mejor. Les resulta más sencillo interpretar algo que pueden percibir observándolo.

Por ello, resulta de gran utilidad facilitarles las situaciones del día a día con apoyos visuales. Hoy quiero enseñaros distintos tipos de apoyos visuales que podemos ofrecer a nuestro pequeño o pequeña con TEA. No son los únicos apoyos visuales que existen, pero son los que suelo usar.

Quiero recordar que cada niño es un mundo, son diferentes. Por ello, deberemos adecuarnos a sus posibilidades y características y esto lo haremos a través de la observación de sus conductas. 

Aquí os propongo diferentes apoyos visuales:

  • Con objetos reales. Informaremos de forma visual, asociando un objeto a cierta situación. Por ejemplo: podemos asociar una cuchara con comer sopa, enseñarle el jabón del cuerpo cuando se va a bañar o la mochila cuando tiene que ir al colegio.

 

  • Con fotografías. A través de fotografías impresas le mostraremos la actividad que toca hacer en ese momento o el lugar dónde vamos a ir. Por ejemplo: podemos mostrar una fotografía de un coche si tenemos que montarnos en el coche.

 

  • Con pictogramas en blanco y negro. Son dibujos hechos a mano o por ordenador, cumplen la misma función que las fotografías, en este caso son dibujos en blanco y negro.

  • Con pictogramas en color. Como el anterior, son dibujos hechos a mano o por ordenador, en este caso son dibujos en color. No solo podemos hacerlos nosotras, hay muchísimas páginas y asociaciones que los comparten en internet.

Acompañar o no la imagen con la palabra en mayúsculas es optativo, yo lo suelo hacer.

Como he comentado anteriormente, los apoyos visuales dependerán de nuestro peque, tenemos que observar sus características para poder encontrar el que más se adecue a sus necesidades.

¿Qué podemos hacer para saber cuál es el adecuado? Prueba – error. Propondremos una misma actividad en diferentes momentos,  en la primera situación: objetos reales, después fotografías, pictogramas en blanco y negro y por último, en color. Apuntaremos qué ha ocurrido en las cuatro situaciones y escogeremos la que más encaje con nuestro pequeño. Se podrán combinar.

Espero que os sea útil, 

Un abrazo y feliz año

María

 

Os dejo la referencia bibliiográfica:

Martos Pérez, J., Llorente Comí, M., González Navarro, A., Ayuda Pascual, R., & Freire, S. (2018). Los niños pequeños con Autismo (Octava ed.). CEPE SL.