¡Feliz Navidad!

A mí, esta época del año me encanta, aunque la verdad cuando lo pienso creo que me gustan todas las épocas del año, no tengo una súper favorita. Pero esta es muy muy especial, reencuentros, sorpresas, risas, lágrimas, amor,…Y aunque este año van a ser diferentes, tenemos que ser conscientes de la maravillosa oportunidad que tenemos de poder celebrarlas.

Hoy quería hablaros de cómo gestionar la llegada de regalos. Aquí os voy a dar unos tips, pero antes quería recomendaros que leyerais este post donde os digo cuantos regalos es recomendable regalar. Os lo dejo aquí: https://www.mariacuarteropedagogia.com/2020/11/29/cuantos-regalos-pedir-en-navidad/

Como habréis leído ellos y ellas recibirán en casa 3 o 4 regalos, ya que uno se enviará a alguna ONG o familia que no tenga recursos. Esto ayudará a que no tengan un exceso de regalos y sientan apatía y desinterés ante los regalos que llegan.

¿Cómo gestionar la llegada de los regalos?

  • Repartir por igual en Olentzero/Papá Noel y en Reyes. Así, por ejemplo, podrán tener 1 en Olentzero/ Papá Noel y 2 en Reyes. Esto hará que disfruten más con  los juguetes, que dediquen tiempo a experimentar y no tengan la necesidad de cambiar rápido al otro.
  • Unir el juguete con la experiencia. Aprovechar las vacaciones de nuestros peques para dedicar tiempo con ellos. Aprovechemos ese nuevo regalo para jugar con el, generar nuevas experiencias, reforzar lazos y disfrutar de tiempo en familia.
  • No chantajear. Esos juguetes ya están ahí, no vale decir frases como: «Te están viendo Los Reyes, si te portas mal van a venir y se los van a llevar». Son mentiras y amenazas, no queremos generar miedo, desconfianza ni mentir a nuestros hijos.
  • Dejarles espacio para disfrutar y experimentar solos.
  • Mantener siempre el orden. Tener todos los juguetes por la habitación solo hará que no pueda mantenerse en una sola cosa, se frustre porque no encuentra las cosas,… el orden es esencial y más cuando llegan nuevos materiales o regalos.

 

Y recuerda, que si seguimos el post en el que cuento que es mejor regalar pocos juguetes y útiles (ropa, libros,…), no tendremos el problema de que se sientan mal, se frustren o se aburran.

Os deseo una feliz Navidad, que todos vuestros sueños se hagan realidad. 

Un abrazo, 

María