¡Feliz domingo!

Se acerca el momento de hacer la carta a Papá Noel y los Reyes Magos para que puedan llegar los regalos a tiempo, pero…¿Cuántos regalos debemos pedir a Papá Noel y a los Reyes?

Lo que yo opino es que cuantos menos regalos mejor.  Está demostrado que tener muchos regalos hace que los niños pierdan la ilusión e incluso se muestren apáticos.

¿Cuántos son los regalos perfecto para mí? Entre 4 o 5 regalos sumando Papá Noel con los Reyes Magos (o la fiesta que celebréis).

  • Un regalo para un niño o una niña que no tenga recursos.
  • Algo que necesiten. Ya sea un cuaderno para el colegio, unas gafas, un pantalón, unos calcetines,…
  • Algo que realmente les guste. Que sepáis que lleva tiempo pidiéndolo, que le ilusiona.
  • Algo que un familiar que siempre quiere/necesita regalar algo.
  • Una sorpresa pequeñita. Un mini detalle como un estuche que quería, un bolígrafo con su nombre, una camiseta que le gustaba,…

 

Aquí os dejo mi opinión y las razones:

Creo que los regalos son lo de menos, la Navidad está llena de emociones al encender las luces del árbol todas las noches, al tomar un trozo de bizcocho con la receta de la abuela, ver la carroza, cantar villancicos,… seamos conscientes y brindemos importancia a los pequeños detalles, a los pequeños momentos. A esto le añadir lo que he comentado antes de que el exceso de regalos hace que pierdan la ilusión

 

Podemos aprovechar este momento para enseñar varias cosas:

  • El valor de la solidaridad. Puse en primera posición regalar un juguete, libro o ropa a una niño o niña que no tenga recursos, ya que es imprescindible educar a nuestros peques de forma que sean solidarios y empáticos. Transmitirles la realidad de que hay familias que no tienen recursos y que por distintos motivos los regalos no llegan a sus casas.
  • Establecer límites. Que puedan observar que hay ciertas cosas que aunque las deseen no se las podemos conceder.
  • Mostrar sus gustos. A la  hora de elaborar la carta ellos pueden comentarnos que les interesa más, porqué, dejar que ellos pidan y elijan algo que realmente deseen.
  • Amar los pequeños detalles, lo sencillo.

 

Os dejo este ejemplo de carta, por si os apetece descargarla 🙂

Este post lo he hecho desde mi punto de vista, es totalmente subjetivo y mi intención no es imponer ni juzgar a nadie. 

 

Un abrazo, 

María