Hoy os traigo un cuento muy cortito para los peques que habla del valor de la amistad.

Es importante hablarles a los peques de valores, obviamente también transmitírselos, por eso me parece que este cuento: «Caracol y hormiga» es perfecto para comenzar a hacerlo.

Podemos leerlo en cualquier momento del día, a mitad de tarde o antes de dormir, y acompañarlo con una charla de madre/padre a hija/hijo o incluso toda la familia al completo. Reflexionar acerca de lo que leemos y vemos es una buena forma de que comiencen a crear sus propias opiniones.

El libro tiene muy poca letra y las ilustraciones dan pie a imaginar, a soñar, creo que encantará a todos vuestros peques. También podemos utilizarlo en los momentos que nuestros peques estén comenzando con la lectura

La amistad es una parte fundamental de nuestra infancia, quedará para siempre guardada en nuestros recuerdos y en nuestro corazón. Es necesario que los peques tengan la posibilidad de relacionarse, establecer vínculos y poder generar relaciones de amistad. La amistad ayuda a que los peques tengan un buen autoestima, sean más seguros y sean más capaces de expresar mejor sus emociones y sentimientos.

En el libro se observa como no todo puede salir como nosotros queremos, sin embargo, hacer otro plan puede ser igual de divertido. Es bueno que observen que no todo tiene que salir y funcionar a la primera para que aprendan poquito a poco a gestionar su frustración.

Se que en estos momentos es un poco complicado y no todos tenéis la posibilidad de que vuestros peques se relacionen con otros niños. ¿Os gustaría que el domingo os propusiera ideas para relacionarse en estos momentos?. Si veo que os gusta, el domingo os subo nuevo post con ideas:)

Quería contaros que este libro lo compré en Maow Desing, una tienda preciosa en Coruña que es visita obligada si pasáis por la ciudad. Lo compré por 1 euro, ya que tenía una iniciativa genial que donaba ese euro a la Organización Perrunas, adopciones y acogidas. Me han comentado que ahora tienen un mercadillo en Eiris (A Coruña), los que viváis allí podéis ir, buscar alguna «joya» como la mía y aportar vuestro granito de arena. A LOS PEQUES LES ENCANTARÁ ACOMPAÑAROS.

Un abrazo,

María