Sharenting

Hoy voy a entrar en un tema delicado, pero en el que siempre me mantengo en la misma postura. ¿Publicar fotos de niñas y niños en redes sociales? Mi respuesta es: NO. El nombre que recibe publicar fotos de tus hijos e hijas en redes sociales es Sharenting.

A muchas personas les parecerá que soy una exagerada y otras pensarán lo mismo que yo. Me encantaría que me dierais vuestra opinión, que me contarais que opináis y así poder hablar y charlar sobre esto.

Aquí os cuento por qué pienso que lo correcto es NO compartir fotos de tus hijos en redes:

  • No tienen opción a elegir si quieren subir o no esa foto. Normalmente cuando más fotos se suben es cuando son pequeños y no tienen posibilidad de decir sí o no. Tenemos que pararnos y pensar que puede que cuando cumplan 16 años no les guste que sus fotos de bebés en la bañera o llenos de comida estén publicadas en Facebook o en Instagram. Cuando tengan 14 o 15 años ya podremos pedirles su opinión.
  • No tenemos control sobre las fotos que publicamos en redes, una vez publicadas no sabemos dónde van a llegar ni quién va a verlas. Pueden utilizarse sin tu permiso para anuncios o incluso para pornografía infantil. Es muy sencillo descargar o hacer capturas de pantalla.
  • Podemos provocar que sus compañeras o compañeros se burlen de ellos, tanto por una foto actual como de una del pasado. Podemos provocar que nuestras hijas e hijos sufran bullying o ciberbullying.
  • Revelan mucha información. Una foto en el parque informa del sitio en el que juega, una foto con el uniforme muestra el colegio al que va y una foto con un helado enseña cómo y dónde pasa su tiempo libre. Nadie debería poseer tanta información sobre tus hijos, es peligroso.
  • Una vez subida, ya no hay forma de eliminarla de la red, aunque la borres. Se llama huella digital.

Os recomiendo ver este vídeo en el que hijas e hijos preguntan a sus madres por qué suben sus fotos a redes sociales y cómo les hacen sentir.

https://www.youtube.com/watch?v=YRPUZ3pufAg&ab_channel=TheNewYorkTimes

 

No tenemos derecho a publicar la vida y fotos de nuestros pequeños, tienen derecho a elegir cuando sean mayores.