Leche materna vs leche de fórmula

El otro día leí un post de @lavidamadre.es que decía: «Ser pro-lactancia no significa ser anti- fórmula» y me pareció muy importante hacer una reflexión sobre esto.

Actualmente, tenemos la posibilidad de saber, gracias a estudios científicos, todos los beneficios de la leche materna y en qué se diferencia de la leche de fórmula. Sin embargo hay gente que decide alimentar a su pequeña o pequeño con leche de fórmula, bueno, lo decide o es su única opción, ¿y sabéis que pasa? NADA. Es igual de válido.

Tener y poder leer la información acerca de los beneficios de la leche materna y por qué es mejor que las de fórmula no nos da derecho a juzgar. Cada madre habrá pensado en lo mejor para su hija o hijo y su situación, nosotras no tenemos que dar nuestra opinión ni juzgar.

En ocasiones no somos conscientes del daño que podemos hacer a una madre con ciertos comentarios. Yo no soy madre, en un futuro me encantaría poder alimentar a mis hijos con leche materna pero, ¿y si no puedo? ¿Y si en ese momento no me veo capaz? ¿Y si mi situación de ese momento no me lo permite? Me gustaría que se me escuchara, que me comprendieran y no me juzgaran.

Respetar la decisión de cada familia, de cada madre, escuchar y no juzgar es esencial en procesos como el embarazo, el parto y los primeros años de crianza.