¿Qué es la motricidad fina?

Es la habilidad de coordinación de los músculos, nervios y huesos, necesaria para producir movimientos pequeños y precisos. Estos movimientos son naturales, pero cuando somos pequeños tenemos que trabajar para ser más precisos y «controlar» nuestra motricidad fina.

Hacer actividades en casa es sencillo y puede ayudar a que nuestro peque poco a poco vaya mejorando su motricidad fina. Si os interesa os puedo contar más actividades para trabajarla, pero hoy os traigo unas fichas para que juguéis a partir de ellas.

Os voy a facilitar unas fichas (las pongo al final del post) que podéis hacer de las siguientes maneras:

  • Con plastilina o masa de sal. Haciendo bolas, haciendo churros, repasando encima del folio las líneas, intentando hacer otra linea al lado.
  • Repasando con punzón. Recordad que hay punzones con punta de metal y otros de plástico. Podéis comprar el que más se adecue a las posibilidades de vuestro pequeño o pequeña.
  • Recortando con tijeras. Lo mismo que con el punzón, yo no soy fan de las tijeras para muy muy pequeños porque creo que no cortan, pero si mamás y papás os sentís más seguros comprad las que a vosotros os gusten más.
  • Con palos de madera. Podemos repetir las formas de los dibujos o ponerlas encima de las líneas.

Os pongo un ejemplo de como hacerlo con plastina.

Un abrazo,

María