Seamos sinceros, ¿A quién no le preocupa la vuelta al cole?

Es normal, lo que podemos intentar es no transmitir este agobio, estos sentimientos confusos a nuestros más peques.

¿Cómo podemos evitar transmitir este nerviosismo a los peques?

  1. Evitando hablar de temas relacionados con el COVID delante de los más peques.
  2. No ignorar sus miedos, sus dudas, sus preguntas. Responder con tranquilidad, transmitiendo amor y seguridad.
  3. Haciendo listas de las cosas que tenemos que hacer, asegurarnos y dejar preparadas para la vuelta al cole e ir marcando las que vamos haciendo. Así tenemos todo más controlado.
  4. Cuando nos pregunten que cuándo empiezan el colegio o si van a empezar por el tema del COVID, intentaremos responder de la forma más tranquila y sincera posible. Ejemplo: «Pequeña o pequeño, en principio empieza en septiembre pero quizá tenemos suerte y hay un poquito más de vacaciones.»
    No es fácil, no es fácil ver el lado positivo con los millones de problemas que hay, pero recordemos que ellos no tienen culpa de esta situación y no tienen la capacidad de comprender qué es una pandemia.
  5. Hablar con mamis y papis que tengan una situación parecida a la nuestra, «la unión hace la fuerza», quizá encontramos una solución a algunas posibilidades que se plantean.
  6. Explicar mediante imágenes, dibujos o pictogramas cómo hay que ir de nuevo al cole, la distancia de seguridad y las medidas de higiene.

Os voy a dejar un material de diferentes imágenes que podéis recortar y con las que podéis hacer un cuento, una historia y contar como va a ser la vuelta al cole. Así ellos comprenderán mejor y a nosotros nos resultará más sencillo teniendo un «mini guión».