¡Alarma!

«Mi hijo no comparte ni con sus amigos en el parque, ¿qué puedo hacer?»

En ocasiones me encuentro con familias que me comentan esto: «mi hijo no comparte», «¿será egoísta?», «¿lo habremos mimado demasiado?». STOP

Probablemente, si tu hijo tiene entre 2 y 3 años no comprenda el significado de compartir, no entiende que otro niño desea algo con todas sus fuerzas o que le apetece jugar juntos, porque aún no conoce la empatía hacia los demás.

La clave es no obligar a compartir, si no darle las herramientas y enseñarle cómo hacerlo. Os doy unas claves:

  • Ejemplo. Siempre lo apunto en las claves, pero es esencial. Si nosotros mostramos que compartimos y prestamos nuestras cosas, ellas y ellos lo comenzarán a hacer.
  • Explicar qué es compartir, en qué consiste y cómo se hace.
  • Tener varias posibilidades. Es importante que el niño no se quede sin juguetes, de esta manera no sentiría satisfacción por compartir, solo esperaría impaciente su turno. Si llevamos varios juguetes esto se soluciona.
  • Enseñar si quiere pedir un juguete cómo hacerlo. Dependiendo de la edad, de su lenguaje, que se adapte a sus posibilidades. Por ejemplo: «Me gustaría jugar con tu carro, me lo prestas por favor».
  • Enseñar a decir que no. Lo mismo que en el punto anterior, dependiendo de sus posibilidades. Por ejemplo: «No me apetece dejarlo, me gusta y quiero jugar con el».
  • Preguntar cómo se siente prestando su juguete, si le gusta o no le gusta. Aceptando siempre su respuesta sin juzgar.

Con esto quiero decir, ¡calma!.

Vuestra niña aprenderá a compartir de la forma en la que se sienta cómoda, debemos dejar que experimente, que pruebe qué es lo que quiere y cómo lo quiere.