Feliz lunes, ¿cómo estáis?

Hoy quería hablaros de los beneficios de tener una mascota y de cómo podemos organiarnos cuando llegue a casa.

Cuando en casa se plantea la posibilidad de tener una mascota, todos los miembros de la familia se ponen de acuerdo y se toma la decisión de seguir adelante con el proceso de acogida, tendremos que dialogar sobre las responsabilidades que cada uno va a tener.

¿Cómo podemos hacerlo?

  1. Charlar en familia y estar de acuerdo en que queremos aumentar la familia con una mascota. Pensar cuál es la mascota que más se adecua a nuestra vida, y buscar centros de acogida y asociaciones de nuestra ciudad.
  2. Tendremos en cuenta la edad y la capacidad que tengan de comprometerse nuestros hijos. A partir de los 3 años es cuando podremos involucrar más al niño, hasta entonces podrá acompañarnos y aprender a nuestro lado cómo cuidarlo.
  3. Realizaremos un plan con horarios para paseos, baños y compras para la mascota.
  4. Ejemplo. Es importante que mediante nuestras acciones mostremos a nuestras niñas y niños como hacerlo. Sacarlos a su hora, llevarlos a hacer excursiones o darles mucho amor, hará que ellos repitan lo mismo.
  5. Paciencia. Las niñas y niños necesitan tiempo para ir adquiriendo responsabilidades y compromiso, quizá necesitan que primero les acompañemos a pasear al perro o nuestra supervisión para ponerles agua, poco a poco irán ganando confianza y haciéndose autónomos para cuidar a la nueva mascota.

¿Qué beneficios podremos obtener?

  • El valor de la responsabilidad y el compromiso. En el momento en el que acogemos a una mascota nuestras responsabilidades aumentan y aprender a gestionarlo de pequeños hace que lo lleven a su día a día.
  • Aumenta la empatía y el autoestima.
  • Reducen las emociones negativas como el estrés y la ansiedad.
  • Ayudan a conocer y respetar a los animales.

La mejor opción (en mi opinión) es acudir a asociaciones o perreras que tienen un montón de animales en acogida o adopción, tienen pequeñitos y grandes. Siempre podréis consultar con ellos y os ayudarán para que puedan adecuarse a la familia. Para los niños, esto ayuda a comprender que desgraciadamente algunos animales son abandonados y que podemos aportar nuestro granito de arena de esta forma.