¿Cómo estáis? Espero que todo vaya bien.

Hoy quería hablar de la importancia de acompañar a nuestros niños y niñas, darles la mano y transmitirles seguridad. Es una situación completamente nueva, ni los adultos somos capaces de comprender lo que está pasando.

Ahora nos toca aprender a pasear de nuevo, con distancia y prudencia, esto a veces genera miedo o incertidumbre en los niños. Y surge esta pregunta:
¿Qué podemos hacer para que los niños disfruten del paseo?

 

  • Facilitarle información adecuada al niño. Dependiendo de la edad, de su madurez y de su personalidad podemos emplear recursos como cuentos, historias o juegos para que comprendan un poco mejor la situación. Es importante preguntar, interesarnos por lo que sienten y piensan.
  • ¿Y si hacemos un teatro en casa? ¿Y si vemos como podemos actuar y las posibles situaciones con las que nos podemos encontrar?. Esto les dará herramientas, nos lo pasaremos bien y será divertido para todos.
  • Transmitirles tranquilidad y seguridad en todo momento. Si ellos nos ven tranquilos y seguros, lo sentirán. Podemos realizar respiraciones, practicar un poco de yoga o alguna actividad que nos ayude a relajarnos.
  • Durante el paseo o salida podemos ir explicando sus dudas, contar historias, cantar y mostrarnos felices y disfrutando del paseo. Si nos ven disfrutar, comenzarán a hacerlo ellos también.
  • Al llegar a casa podemos numerar las cosas positivas del paseo, qué es lo que más nos ha gustado.

 

Es importante no alarmarse, cada niño lleva un ritmo. Algunos desearán salir a la calle y otros no querrán hacerlo. Sin forzar, motivándoles, poco a poco volverá todo a su lugar.

 

¡Mucho ánimo! Un abrazo gigante.

 

María