Crear un buen ambiente para que los niños puedan leer relajados y sin ruidos es muy importante. Que puedan conectar sin distracciones es esencial para que puedan mostrar interés por la lectura.

¿Cómo debe ser este espacio?

– Accesible. Es decir, el niño puede acceder en todo momento a los libros y se debe de sentir libre de pasar ahí el tiempo que quiera. Al principio, necesitará de la compañía de un adulto o su persona de referencia, poco a poco irá quedándose más tiempo solo.
– Ordenado. La limpieza y el orden son necesarios para que el niño pueda desarrollar bien cualquiera de sus actividades. Esto no quiere decir que lo ordenemos nosotros, él deberá ser responsable y mantenerlo bien. Nosotros podremos ayudar si lo necesita.
– Ni muchos ni pocos. Dependiendo de sus gustos tendremos una cantidad de libros, es importante que los lea y los conozca antes de seguir comprando. Cuando comencemos a crear este espacio comenzar comprando unos poquitos e ir aumentando según los gustos de nuestro hijo.
– Luz y ventilación. Buscaremos un lugar con luz natural (si es posible) y bien ventilado. La luz natural siempre crea un ambiente más acogedor.
– Cómodo y útil. Adaptarlo a nosotros. Dependerá si le gusta más leer en silla, sofá o colchoneta.

Os dejo algunos ejemplos de espacios de lectura preciosos, los podéis encontrar en Pinterest.

https://www.pinterest.es/pin/723461127627129630/

https://www.pinterest.es/pin/247486942011666241/

https://www.pinterest.es/pin/112871534399324524/

https://www.pinterest.es/pin/604749056198075708/

https://www.pinterest.es/pin/462463455486262194/