Hola 🙂

¿Cuándo aprendemos cosas nuevas, las realizamos con ilusión o con miedo? Personalmente, hay más de ilusión que de miedo. Está claro, si fuera de otra forma no lo haría.

¿Por qué cuando queremos enseñar o que aprendan cosas nuevas nuestros hijos las hacemos con temor?

Os propongo que penséis en estas situaciones:

  1. Ir al baño de forma independiente
  2. Lavarse los dientes sin ayuda
  3. Vestirse solo

Estoy segura que habéis pensado (no todos): «Se va a hacer pis en los calzoncillos», «subirá al escalón y se quedará sin los dos únicos dientes que tiene», «se pondrá el pantalón al revés y tendré que cambiarlo», etc.,nos anticipamos sin dar margen a ilusionarnos y sorprendernos.

Propongo intentar eliminar todas aquellas estructuras que tenemos en nuestra mente y que no nos dejan sentir ilusión, esa ilusión verdadera que significa hacer algo por primera vez. Nosotros les transmitimos todo, vamos a darles la oportunidad de sentirlo.

A lo largo de estas semanas os iré dando ideas de como facilitar situaciones que quizás a los papás se os hacen más complicadas. Hoy voy a tratar el tema de lavarse los dientes.

  • ¿Qué podemos hacer para que nos sea más sencillo que aprenda o se lave los dientes?
  1. El ambiente tiene que estar preparado para que el niño de forma independiente sea capaz de coger el cepillo y la pasta, para ello podremos poner un taburete o una escalerita que siempre este ahí. Es importante que pueda observarse en el espejo.
  2. Apoyo visual. Es bueno que observe un libro, una lámina o un pictograma. El libro podemos tenerlo en su lugar de lectura y la lámina o pictograma podremos pegarlo en el espejo o en la puerta del baño para que observe los pasos.Estos tres pictrogramas son algunos de los que podéis utilizar, cada uno puede escoger el que más le guste. El primero es de Jornalagora, el segundo del blog El sonido de la hierba crecer, y el tercero es de ARASAAC.
  3. Cuando el cepillo se estropee o toque cambiarlo, es bueno momento para que el niño nos acompañe y pueda escoger el que más le gusta.
  4. Permitir que se manche, que se le caiga el agua, que se suba el solo al taburete. Siempre se pondrán unos límites y luego formará parte a la hora de limpiar si ha manchado algo.
  5. Si necesita compañía podemos lavarnos los dientes a su lado.
  6. Inventar una canción para este momento o escoger una canción que nos guste.

Si nosotros comenzamos a ver estos momentos como algo positivo, ellos también lo harán.

Espero que os sirva, si necesitáis que trate algún tema podéis dejarme vuestras sugerencias en los comentarios.

María